RSS
Minientrada
26 Jul

Al principio el viaje te engaña, te hace pensar que al lugar al que vas tiene las mismas condiciones y padece las mismas penurias que soportan el resto de localidades de nuestra geografía nacional. A juzgar por los tramos carreteros que atraviesan los 2 principales Estados Centrales venezolanos (Aragua y Carabobo), parecía que estuviésemos recorriendo vías recién arrasadas por intensos bombardeos de guerra, tanto en el trayecto que une a Valencia con Puerto Cabello como en algunos tramos que unen al Estado Carabobo con la provincia yaracuyana.

Hay que decir que tal travesía de aventura (que para más riesgo hicimos en su mayoría de noche), fue más llevadera y mejor soportada gracias a la tecnología y a la capacidad de almacenaje musical que los Ipod’s y los Blackberries (plural de Blackberry en inglés) facilitan a sus escuchas. De no ser por los disimiles ritmos que entre lo caribeño, lo latino y lo anglosajón, sonaban en las bocinas de la camioneta, no hubiésemos podido sortear con estoicismo y cierta calma el parto que significa ir destrozando paulatinamente un vehículo debido al estado de las diversas rutas lunares (por aquello de los cráteres) que atraviesan la geografía nacional.

Al estado de las vías se le une de manera cómplice “la gran oscurana” que acompaña en la casi totalidad de las vías terrestres que atraviesan el eje carretero del país, las cuales en un 90% no cuentan si quiera con sistema de alumbrado, lo que hace que el deporte de “surfear huecos” se tenga que hacer prácticamente a ciegas.

Pero como suele suceder con frecuencia en éste, nuestro realismo mágico latinoamericano, y del cual Venezuela no escapa sino que es uno de sus más fieles representantes, cuando ya resignados por la música y las ganas de llegar estábamos, a dejar algún caucho o ciertas piezas del vehículo en cualquiera de las troneras o fallas estructurales de la vía, sin apenas darnos cuenta, sin notificación alguna, como salido de uno de esos cuentos “macondianos” a lo García Márquez, nos conseguimos con una parte del trayecto que por su calidad nos hacía pensar en un giro de 180 grados en la ruta, la cual mejoraba a medida que nos íbamos acercando a ese que llaman “El Estado Musical de Venezuela”, a ese pedacito de patria donde nació el “Viejo Jorge”, Toño o toñito (mi padre). Era obvio y se sentía en el ambiente, se notaba, se palpaba y hasta olía al Estado Lara, la “Región de los Guaros”.

Ese gran detalle merece un previo, ya que soy de los que piensa que así como hay que denunciar lo malo, pues también es justo reconocer y aplaudir lo bueno, lo que está bien hecho. En ese sentido debo reconocer, no sé si el chofer piense igual que yo, que la vialidad y la infraestructura de la carretera entre los estados Yaracuy y Lara está en condiciones inmejorables con respecto a los tramos anteriores, ni hablar de los servicios y las asistencias viales y de otra índole, las cuales supera, y por mucho, a las ya mencionadas carreteras de Aragua y Carabobo.

Desde San Felipe se nota un verdor y cierto orden urbanístico – vial que hace soñar con que en nuestro país si se puede vivir de manera organizada, sin caos, con mejores servicios, pero por sobre todo, con calidad de vida. Ya estando en Barquisimeto, ciudad que no visitaba desde agosto de 2008, se puede apreciar lo grande e iluminadas que son sus avenidas, así como sus diversos y atestados locales, nos indicaron que la vida nocturna de esta urbe es de las más dinámicas del país. Es evidente que ha habido una evolución significativa en los casi 3 años de ausencia desde mi última visita, siendo notable también que su infraestructura turística, de servicios y de entretenimientos, sin duda alguna ya ubica a la ciudad más importante en las cercanías del Piedemonte Andino, como una de las principales y más cosmopolitas de Venezuela.

Al respecto, la llamada “Capital Crepuscular”, considerada entre las 5 ciudades más importantes del país, desde hace rato que le hace “cambio de luces” a otras ciudades que se percibían con “mayor desarrollo comparado”, como en el caso de Valencia y Maracaibo, con una organización y ordenamiento parecido al de otra ciudad bastante planificada como Puerto Ordaz y superando a otras ya muy caóticas y en declive como Maracay.

En el recorrido de sus calles, observando el gran despliegue de luces, el color, la calidez  y la diversidad de atracciones que ofrece esta bella ciudad, palmo a palmo fuimos disfrutando de la experiencia sensorial que nos regaló Barquisimeto, hasta llegar a la Posada “Guaremal” (www.posadaguaremal.com) , la cual se ubica en la Urbanización Nueva Segovia, Carrera 5 (antigua Carrera 4) entre las calles 3 y 4, a cuadra y media del Hotel Jirajara.

Sobre la Posada debo decirles que es un lugar acogedor y familiar, de ambiente muy distendido y con la típica hospitalidad larense, esa que no pierde la sobriedad de posadas acostumbradas a recibir turistas de diversas partes del mundo.

Guaremal te ofrece entre varios servicios, con desayuno incluido, así como una diversad de platos y comidas diarias para tu elección, tanto en el almuerzo como en la cena. Además de ello cuenta con internet y wi-fi gratuito, con el cual te puedes conectar desde cualquiera de sus áreas, algo que convierte a esta posada en el lugar ideal para el hospedaje de aquellas personas de negocios o comerciantes que necesitan estar informados y comunicados permanentemente. Su precio de seguro te hará convertirla en uno de tus sitios de pernocta obligada en la capital larense.

Ya satisfactoriamente instalados, decidimos “patear” y visitar ciertas localidades antes de asistir al evento al que fuimos invitados. Como no había mucho tiempo disponible, nos centramos en tres de las más nuevas atracciones de envergadura construidas en suelo larense en los últimos años. A sabiendas de que nuestra agenda iba “contra reloj”, enfocamos nuestro itinerario a visitar el Estadio Metropolitano en Cabudare, La Flor de Venezuela en Barquisimeto y el Parque Temático “El Señor de los Aliños, La República de Chivarnia”, en la vía al Tocuyo.

Al Estadio Metropolitano, que erróneamente llaman de Barquisimeto, y que realmente se encuentra situado casi llegando a Cabudare, llegamos el sábado 23 de julio de 2011, como a eso de las 10:30 a.m. Al mismo solo pudimos tomarle algunas fotos desde su parte exterior ya que su engramado se encontraba siendo acondicionado para el domingo 31 de julio, cuando el equipo local, el Deportivo Lara sostendría un partido de preparación con miras al inicio del Torneo Apertura del Fútbol Nacional.

Este estadio fue construido entre los años 2006 y 2009, y funcionó como una de las 09 Sedes de la Copa América que se celebró en Venezuela en 2007. Con un aforo de 45.312 espectadores es considerado por la FIFA como un recinto de categoría élite, que ha albergado partidos internacionales y de clubes, incluyendo encuentros de la selección venezolana de fútbol.

El Coso futbolístico está catalogado como el mejor estadio de Venezuela, al que algunos expertos consideran como el más grande de América. Posee grama tipo “Bermuda”, posee 3 estacionamientos con capacidad para 4.000 mil vehículos, ascensores, palcos, camerinos para hasta 4 equipos, salas de control Anti Dopaje, camerino para árbitros, sala médica y 2 pantallas gigantes, tribuna de prensa, palco VIP, cabinas para traducción, así como una iluminación que cuenta con 240 luminas Phillips de 2.000 vatios cada una, apta para la televisión, entre otras comodidades.

Luego nos desviamos y nos enrumbamos vía El Tocuyo para dirigirnos al parque temático “El Señor de los Aliños, La República de Chivarnia”, perteneciente al humorista Benjamín Rausseo, Alías “Er Conde del Guácharo”. Esta gran iniciativa turística se encuentra ubicada en el Kilómetro 8 de la Carretera Vía Cubiro, dentro del Caserío Quebrada Seca entre la población de Quíbor y la vía hacia El Tocuyo.

El Parque, que fue inaugurado el 17 de marzo de 2007, abre al público los sábados y domingos a partir de las 12 a.m. El valor de las entradas es de 80 Bolívares para los adultos y de 60 Bs. para los niños y mayores de 60 años. Los menores de 3 años entran de manera gratuita.

Este campamento temático cuenta con 18 hectareas (algunas todavía en construcción), que albergan seis piscinas, entre ellas la “Piscina de las Iguanas” y la “Piscina de los Chivocornios”, así como las llamadas “Piscina Moja Bolas¨y la “Piscina Joonda”. De igual manera, el parque ya cuenta con 3 Restaurantes (a los que dicho sea de paso todavía le faltan ciertos servicios, así como una buena oferta culinaria), una “Casa de Gobierno”, un “Lago Encantado”, una “Cancha de Bolas Criollas”, un “Casco Nuevo de la Ciudad”, así como una “Sala de Maquinas” para los niños.

“El Señor de los Aliños, La República de Chivarnia” cuenta con el apoyo de inversionistas privados de la región, quienes han desembolsado aproximadamente 16 millones de bolívares fuertes, intentando convertir esta maravillosa idea del Conde del Guácharo, en una de las referencias de entretenimiento no solo para los moradores de la región larense, sino como atracción turística para todo occidente del país, y en un futuro una referencia para el turismo no solo nacional sino internacional.

Tanto el Gimnasio como la Peluquería, el Spa, el Hotel y otras facilidades están en plena fase de construcción. Otras atracciones con las que contaba el Parque, como el Circo y la Granja con Animales, que estaba destinada a la siembra y cultivo de hortalizas, han cedido sus espacios para la construcción de nuevas facilidades.

Con la aparición de este Parque Temático podemos afirmar que ya Lara no es solamente el “Estado Musical” por excelencia del país, sino que también cuenta con una cada vez mejor infraestructura turística y recreacional que ahora incorpora al humor como parte de sus ofrecimientos, algo que puedes encontrar a lo largo de las 18 hectareas de risas, carcajadas y entretenimiento con que cuenta este parque.

 Ya de regreso a Barquisimeto, en la tarde noche del sábado 23 de Julio de 2011, visitamos la Flor Mecánica de 16 pétalos que construyó el Arquitecto Fruto Vivas para la participación de Venezuela en la Exposición de Hannover, Alemania, en el año 2000. Esta hermosa construcción no tiene todavía un nombre específico, ya que los barquisimetanos la llaman “La Flor de Venezuela”, a pesar de que su creador ha recomendado que se le denomine como “Venezuela: Una Flor para el Mundo”.
La imponente obra, que se encuentra situada en la esquina de la Avenida Bracamonte con Avenida Venezuela, posee instalaciones internas que han sido dispuestas para albergar exposiciones culturales de diversa índole (fotográficas, pictóricas, esculturales, e incluso de carácter botánico y biológico). Al momento de nuestra visita y participación, “La Flor” lucía un poco apagada y deslucida, en principio no sólo porque horas antes sus pantallas tuvieron que presenciar la goleada que a nuestra Selección Nacional de Fútbol le infligía el combinado peruano (4-1 en el juego por el tercer lugar de la Copa América 2011), sino por los signos del deterioro y la falta de mantenimiento del sistema que moviliza los pétalos mecánicos, así como de aquellos otros inherentes al sistema de peceras, viveros y terrarios, que sufren en parte por la desidia y también por su excesivo uso.
A pesar de esos detalles, subsanables fácilmente con un poco de voluntad, pudimos presenciar una exposición que intenta resaltar lo mejor de nuestra geografía y nuestra cultura. En sus áreas, la fauna y la flora viven en armonía con este impresionante espacio arquitectónico el cual seguirá siendo sede de muchas otras exposiciones y actividades culturales para el beneficio de todos los larenses, venezolanos y turistas extranjeros.

Una vez visitado los sitios antes mencionados, solo nos restaba asistir al evento más importante por el cual se justificaba nuestra presencia en tierras crepusculares, tierra de mis orígenes paternos. Ya faltaba poco para la “Gran Celebración al estilo de los Sesenta”, pero ese festejo es parte de otra historia, motivo de una próxima Nota en “El Blog de Gustavo”, una más familiar que va dedicada a los homenajeados de ese “sarao” y a mis primas Mariely, Maholy, Mariadaniela, Mariafernanda y Lorena.

 

Esta nota fue publicada por Gustavo Adolfo Agüero Cuz para el “Blog de Gustavo”, gracias a la Herramienta de WordPress para Blackberry Playbook.

Una “GUARA” Experiencia

Anuncios
 
6 comentarios

Publicado por en 26/07/2011 en Curiosidad, Espectáculo

 

6 Respuestas a “Una “GUARA” Experiencia

  1. Leonardo Mieres

    27/07/2011 at 8:24 AM

    El Estadio Metropolitano, si bien es cierto que está ubicado en Cabudare, en el sentido que nosotros llegamos al mismo, estaría más bien en la sálida vía Acarigua, ahora bien, si estaría a la entrada para quien viniese de esa localidad portugueseña hacia Barquisimeto. Otro dato que debemos corroborar, no sé si el Estadio de Maturín es más grande que éste, lo que si sé es que el Metropolitano tiene mejores y más servicios que los restantes estadios nuevos construidos para la Copa América 2007.

    Efectivamente la vialidad de los Estados Lara y Yaracuy está en mejores condiciones que en Aragua y Carabobo, las vías de éste último son un desastre total.

     
    • guftahot

      29/07/2011 at 8:07 PM

      El Estadio Metropolitano de Cabudare es en efecto de dimensiones mayores que el del estado monaguense. Así lo reconoce la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) y también se puede apreciar en las dimensiones de la infraestructura que aparecen en las fichas técnicas de cada Coso Futbolero.

       
    • guftahot

      04/08/2011 at 10:31 PM

      El Estadio Metropolitano de Cabudare es en efecto de dimensiones mayores que el del estado monaguense. Así lo reconoce la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) y también se puede apreciar en las dimensiones de la infraestructura que aparecen en las fichas técnicas de cada Coso Futbolero.

      Con respecto a la situación geográfica del estadio en si, pues ahí te respondería como el personaje de la telenovela venezolana “Por estas Calles” que decía “es cuestión de estilos”, en este caso, de percepción visual:

       
  2. Rosaura Méndez

    23/08/2011 at 3:25 PM

    Gracias, la famila Guaremal te agradece tus opiniones de nuestro Barquisimeto y nuestro estado Lara. Cada día, los encargados de recibir a los turistas y visitantes encualquier parte del estado, nos estamos esforzando en mejorar nuestros servicios y en aumentar el calor humano que nos ha caracterizado siempre. Barquismeto se ha convertido en un sitio de encuentro para los negocios, religión, deportes, compras y diversión, donde cada día se descubren nuevas sorpresas en los rincones naturales que afortunadamente aún conservamos intactos.
    En su proximo viaje, podemos ayudarles a seleccionar nuevas rutas para que hagan de su visita toda una aventura para contarle a sus amigos.

    Siempre serán bievenidos a nuestra casa y serán recibidos con todo el cariño de su familia Guaremal.
    Contactarnos http://www.posadaguaremal.com; http://www.faceboock.com/posadaguaremal

     
  3. guftahot

    24/08/2011 at 8:11 PM

    Agradecido estoy yo con la Posada Guaremal por su hospitalidad y buen servicio. Pronto los contactaré para una nueva reservación ya que tengo nuevos compromisos en esa bella ciudad.

    Saludos

     
  4. Rosaura Méndez

    29/08/2011 at 12:56 PM

    Hola!!!
    Ya ustedes son parte de nuestra familia y ésta es su casa. Siempre esperamos su regreso.
    Cariños para ustedes

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: