RSS

Los Feltscher no se hicieron los “suizos”

29 Ago

En la Venezuela deportiva se supo de ellos cuando Frank, el hermano mayor de 23 años, llegó a la final del Torneo de Naciones Sub-21 de Europa con la selección de Suiza, en donde coincidencialmente se enfrentaba a otro venezolano de nombre Jeffren Suarez, quien jugaba para la selección española de esa categoría.

El resultado de ese encuentro era lo de menos, para nosotros los moradores de esta tierra de gracia, se veía con nostalgia como se enfrentaban y brillaban con otros colores, bajo otras banderas, chicos que perfectamente podían estar representando los seleccionados juveniles y de mayores de nuestro propio país.

Nadie predecía al ver esa final, que entre finales de junio cuando terminó la Eurocopa de Naciones Sub-21 y finales de julio, cuando finalizó la Copa América celebrada en Argentina, la imagen futbolística de Venezuela daría un vuelco tan inesperado que lograse atraer la atención de diversos jugadores que antes poco interés tenían en vestir los colores Vinotinto.

Venezuela, con un impensado cuarto lugar en el certamen continental (a pesar de una dura derrota por goleada en su último juego ante el ya no tan débil Perú), dio un salto importante en el Ranking FIFA para situarse en el puesto 44 de ese escalafón mundial. Suiza, por si quieren comparar, es actualmente el número 30 del mundo.

Aunque luego se dieron 2 juegos amistosos contra rivales en teoría más débiles donde nuestra selección se vio realmente mal, el creciente interés de varios jugadores expatriados no disminuyó a sabiendas que el equipo está en una fase de prueba de muchos efectivos, con los que se busca ampliar la base de futbolistas que puedan enfrentar la larga y durísima eliminatoria de cara a Brasil 2014.

Es en esas circunstancias, que ante un compromiso de mayor envergadura (a pesar de ser un amistoso), no porque era Argentina, equipo que poco o nada ha ganado en el fútbol mundial y regional en los últimos 20 años, sino por el hecho de ser el segundo rival directo que enfrentaríamos durante la eliminatoria, es que se dio el singular llamado por parte de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), a los hermanos Frank y Rolf Feltscher, jugadores nacidos en Suiza pero que también ostentan la nacionalidad venezolana, la cual les viene heredada de su madre Zaida Martínez.

Por raro que parezca, la oferta, que para principios de año ni siquiera hubiese sido contemplada, pues ahora se convirtió en un llamado al que los dos hermanos no se negaron. Ya les hablé inicialmente de Frank, el mayor de los dos quien funge como Mediocampista Ofensivo y que en el pasado verano ya había asegurado junto a sus compañeros en el seleccionado suizo, la clasificación para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, esto producto de haber quedado como Subcampeones del europeo Sub-21 del que les escribí anteriormente.

De Rolf Feltscher (20 años), el más joven de ambos, les informo que es un Defensa Central que también se desempeña como lateral y que lleva más de un año en la Serie A Italiana con el Parma, quien además jugó hace pocos meses un amistoso frente a Italia con la nueva versión del equipo suizo Sub-21, siendo ese su doceavo partido internacional en la categoría con la selección helvética.

Según la prensa suiza, específicamente en el Diario Blick.ch en Alemán, ambos jugadores se habían metido en un problema serio. En el artículo, el columnista helvético se refería a la convocatoria a los 2 jugadores por parte de la selección Vinotinto, indicando textualmente que “Los Feltscher tienen pasaporte venezolano (Frank se ha tatuado el nombre de ese país en la parte inferior del abdomen, Rolf en la parte superior del brazo), esto gracias a su madre, por lo que fueron contactados por una persona quien se identificó como oficial de la selección nacional de Venezuela. Su mensaje: Los Feltscher fueron incluidos en la lista de convocados del equipo nacional de ese país para el juego del 2 de septiembre contra Argentina.”

El periódico, uno de los principales para la población germana del país helvética, recogió de igual manera las impresiones del padre de los muchachos, Hans Feltscher, quien dijo que los dos estaban en un caos emocional, que no sabían cómo reaccionar en ese momento.

En mi concepto, esta última aseveración nunca fue tan cierta, ya que si nos referimos al mapa futbolístico en sí que se les presentó a ambos jugadores en ese momento y de cara al futuro, no era difícil predecir porque se decantaron por vestir la franela oficial venezolana. A pesar de que ambos fueron seleccionados suizos en categorías menores Sub-17,19 y 21, la probabilidad de que pudiesen ser parte de la selección mayor de los helvéticos, dirigida ahora por Ottmar Hitzfeld, no es mucha. Tanto en el sector de volantes como en la defensa, Suiza cuenta con jugadores de mayor jerarquía y con suficiente recambio como para echar en falta a los Feltscher.

Frank, si bien marcó un gol en seis juegos en el europeo Sub-21 y que fue comprado por el equipo Lecce de la Serie B de Italia en el 2008, no jugó ni un partido con ese equipo y fue cedido a un equipo del medio de la tabla en Suiza, el AC Bellinsona donde tuvo una actuación de intermitente a regular, que le hizo recalar de nuevo en el club profesional de sus inicios, el FC Grasshopper suizo, en donde juega con regularidad pero no es titular indiscutido. Actualmente pareciera que al mayor de los Feltscher le costará incluso intentar volver a salir del fútbol de la Super Liga Suiza, que por cierto, no es de las mejores del viejo continente.

Frank, a sabiendas que pocas probabilidades tiene de ser convocado a la selección absoluta de su país de nacimiento, bien sabía que el llamado vinotinto le podía servir de vidriera para volver a acaparar los reflectores europeos que se alejaron de su carrera desde que fichó sin jugar con el modesto Lecce.

Rolf Feltscher, el más joven, y que apenas había entrado como suplente en algunos partidos de la Serie A con el Parma desde la temporada pasada, soñaba en un principio con otra opción. Como su madre se volvió a casar con el italiano Paolo Desole, Rolf posee la ciudadanía italiana junto a la suiza y la venezolana, algo que lo hizo creer en una posible convocatoria por parte de la selección azzurra.

Hay que reconocer que si bien tener esa ciudadanía le ha servido para recalar en un cuadro como el Parma, la aspiración de jugar con Italia lucía forzada por no decir quimérica. En Italia son pocos los jugadores que no teniendo características latino-meditteráneas han jugado en su selección. Solo recuerdo los casos de Liverani y Balotelli, quienes sufrieron no pocos casos de racismo dentro del equipo y con los tifosi en términos generales.

Más aún sucede con aquellos jugadores que ostentan doble nacionalidad como le sucedió al jugador de origen brasileño Amaury, quien a pesar de ser un grandísimo jugador, ese que querían nacionalizar para que asistiera con los “Tetracampeones” a la Copa del Mundo en Sudáfrica, no pudo hacerlo por la enorme presión general del público y de los medios en contra de esa decisión.

Por otra parte, siendo objetivos, debemos reconocer que en una selección que hace del esquema defensivo su arma letal, esa que les dio 4 títulos mundiales, los jugadores por posición en esa zona del terreno eran muy superiores en calidad y rendimiento de juego con respecto al menor de los Feltscher.

Por estas y por otras razones de índole deportivos y otros no tanto, es que fue lógico que estos hermanos no se hicieran “los suizos” y decidieran acudir al llamado del entrenador nacional Cesar Farías.

Frank ya ha sido titular en 3 encuentros, dos de ellos oficiales, en todos dejando una gratísima participación y Rolf ha sido convocado a otros 3 (incluyendo los que se realizaran por las fechas 3 y 4 de las eliminatorias ante Colombia y Bolivia), a la espera paciente de una oportunidad de jugar por su banda. En todo caso pareciera que la convocatoria de ambos les ha dado nuevos bríos a sus respectivas carreras y los ha colocado en la mira de los cazatalentos. En contrapartida, la vinotinto también se ha beneficiado de principio, por lo menos de las rapidísimas e inquietantes incursiones del mayor, que como mediocampista o media punta, se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para los defensas rivales.

Como si fuera poco, ya aparece con fulgurante presencia, prestancia y calidad, el tercero de los hermanos, el también nacido en Suiza (Zurich), pero de padre italiano, Mattia Elia Desole Martinez, quien con 18 años de edad juega con el club Milan A.C., uno de los más importantes y poderosos del fútbol mundial. Pero esa, su historia, será contada en una nota posterior.

Esta nota fue publicada por Gustavo Adolfo Agüero Cruz para “El Blog de Gustavo” a través de la herramienta WordPress para Blackberry Playbook.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en 29/08/2011 en Curiosidad, Deportes

 

Una respuesta a “Los Feltscher no se hicieron los “suizos”

  1. favourable

    25/05/2013 at 2:10 AM

    I’m lucky that I’ve been able to find wordpress.
    com: it has the best info required for me.
    You’ve created an outstanding resource and it’s obvious you have a detailed comprehension of the subject.
    You have opened up my mind to numerous thoughts related to this sort of subject applying remarkable and strong material.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: