RSS

¿Fiesta en Mar del Plata? Cuidado otra vez con la Samba

30 Ago

Al momento de escribir estas notas, República Dominicana está venciendo con holgura y mucha facilidad al combinado cubano en el marco de la primera fecha del Torneo Pre olímpico de las Américas en la especialidad de baloncesto, que se desarrolla en la ciudad argentina de Mar del Plata, que otorga dos plazas a los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y concede 3 puestos de repechaje para ese mismo certamen.

Esta edición representa una oportunidad única para varios combinados, ya que en el mismo no participa el hegemón de la zona y a nivel mundial en la especialidad, Estados Unidos de América, quien como campeón de los últimos Juegos Olímpicos de Beijing 2008, se ha clasificado automáticamente para estar en suelo inglés.

Para darles una idea de lo que esto representa para otros favoritos como Brasil, Puerto Rico, República Dominicana y la anfitriona Argentina, les digo que en los últimos 20 años, la selección de las barras y las estrellas se llevó 4 de las últimas 5 preseas doradas del torneo clasificatorio, el cual ha ganado de manera consecutiva en los últimos 12 años (desde el Preolimpico de San Juan, Puerto Rico, en 1999).

Gran noticia entonces para brasileños y puertorriqueños, los otros dos ganadores de este torneo que comenzó a disputarse desde el año 1980, y que fue ganado por el equipo de borinquen en su propia capital.

Pero cuidado, ambos bicampeones (BRA y PR) se tendrán que enfrentar a una Argentina que además de local, contará con su generación de oro que los llevó a ser campeones olímpicos en Atenas 2004 (de la mano por cierto del actual entrenador del seleccionado brasileño, el cordobés Ruben Magnano).

La prensa gaucha, que no aprende de lo que le sucedió a su selección de fútbol en la recién finalizada Copa América disputada en ese mismo país, da campanadas al vuelo y considera a la albiceleste como el máximo candidato, no sólo a conseguir una de las dos plazas para Londres, sino también para consagrarse campeón.

Yo particularmente prefiero ser más prudente y recordarle a los cronistas argentinos, que este torneo contará con la participación de 14 jugadores de la NBA, 10 de los cuales representan a otros seleccionados distintos al país anfitrión. De igual forma les refresco que hay otros atletas que representan a países rivales y que son figuras en las principales ligas europeas en las que participan (Francia, Italia o España, por citar algunas).

Si bien los anfitriones cuentan con dos jugadores probados y con sello de estrellas en el mejor baloncesto del mundo, la National Basket Association (NBA) estadounidense, como lo son Emanuel Ginóbili de los San Antonio Spurs y Luis Scola de Houston Rockets, también hay que considerar que estos veteranos jugadores son parte de una generación que ya viene en declive sostenido. Emanuel combate con lesiones cada vez mas frecuentes, Andrés Nocioni  de Philadelphia Sixers, nunca volvió a ser el jugador determinante que llegó a ser en los Bulls de Chicago, y de Carlos Delfino solo puedo decir que en los Milwaukee Bucks ha tenido el mismo recorrido gris que lo ha llevado a deambular por varios equipos de la liga estadounidense.

Jugadores de recambio como Fabricio Oberto y Juan Ignacio Sánchez, ya vieron pasar sus mejores años y como en el caso del primero, ya están a la puerta del retiro. Su clave está en lo que puedan hacer jugadores versátiles como Pablo Prigioni y Hernán Jasen. La localía, en el caso de este seleccionado, les puede jugar en contra como le paso recientemente a los chicos del fútbol, sobre todo porque Delfino, Jansen, Nocioni, Prigioni y Oberto llegan justos al torneo, apenas saliendo de diversas lesiones, cosa que no podrán justificar ante la presión del público.

Olvidaron ya los rioplatenses que Brasil siempre es un eterno contendor y candidato al título, el cual por cierto no gana desde hace 23 años en Montevideo, cuando derrotó en la final a Puerto Rico por 101 a 92. Los canarinhos, que en este certamen están dirigidos por Magnano, si bien padecen las significativas ausencias de los NBA Leandrinho Barbosa, Anderson Varejao y Nené Hilario, así como la del jugador Arthur, cuentan con otros nombres importantes como el pivote Tiago Splitter de los San Antonio Spurs, del base y excelente lanzador Marcelinho Machado, el armador Marcelo Huertas o el siempre rendidor ala pivote Guilherme, hombres que siempre han sido garantía para su selección y que están más que probados en competiciones internacionales.

Otro contendiente de linaje y peso que puede dar al traste con las pretensiones argentinas en este torneo, es Puerto Rico, país que al igual que Brasil es bicampeón del certamen. Los entendidos piensan que el equipo boricua está para pelear por la presea de bronce, pero su experiencia en este tipo de competiciones, así como la férrea disciplina táctica y la psicología ganadora que les ha inculcado su entrenador, Flor Meléndez, les puede ofrecer muchos réditos.

Su talón de aquiles puede estar en las ausencias de Michael Peavy, Angel Vasallo y el pivote John Peter Ramos. Sin duda estos descartes le quitaran fortaleza al juego de zona interior puertorriqueña, su carta de presentación y su mejor arma en eventos internacionales. Dependerán los borincanos de lo que puedan hacer sus estrellas NBA, José Juan Barea y Carlos Arroyo, así como del aporte del pivote Daniel Santiago y el ala pivote Ricky Sánchez.

Cierra el grupo de candidatos al título, República Dominicana, conjunto que mezcla capacidad atlética, fuerza en los tableros de sus hombres grandes y gran técnica por parte de sus conductores y armadores de juego. Los dominicanos, que nunca hasta hoy han logrado nada importante en el baloncesto sino a nivel regional en el Centrobasquet, pueden darle el golpe a la mesa y dar al traste con el análisis de los sesudos expertos.

El quinteto dirigido por el estadounidense John Calipari, desde hace rato dejó de ser una revelación para convertirse en una amenaza y posee a tres jugadores con excelentes actuaciones en la recién culminada temporada de la NBA. El pivote Al Horford, el ala pivote Charlie Villanueva y el lanzador-anotador Francisco García son jugadores importantes que quisiera tener cualquier seleccionado entre sus filas.

A ellos se suma la experiencia y la fortaleza anotadora de un jugador como Jack Martinez, quien ha demostrado ser vital y de gran valía para todos los equipos que ha reforzado a nivel de clubes en su larga trayectoria profesional. La asignación pendiente para el equipo merenguero, es el aspecto colectivo, el cual ya les ha afectado anteriormente en sus grandes pretensiones de clasificación a instancias mayores.

Si bien en el contexto americano los periodistas del baloncesto le dan más posibilidades a Uruguay por encima de Venezuela para quedarse con el quinto puesto que da acceso a la repesca, principalmente debido a que la selección vinotinto ha bajado mucho su rendimiento internacional en los últimos 6 años, yo por el contrario voy a utilizar el historial de los 20 años precedentes entre estos dos combinados nacionales para decantarme por el equipo llanero y asignarle ese último lugar que da acceso a una última oportunidad de estar en Londres 2012.

Recientemente Venezuela derrotó a Uruguay en dos oportunidades, el 12 de agosto pasado por 86 a 79 en el Torneo Super 4 celebrado en Córdoba, Argentina, y el 23 del mismo mes por 83 a 74 en el marco de otro Super 4 en homenaje a Oscar Moglia, también en tierras australes.

Nuestra Vinotinto, a la que los periodistas sureños solo llaman “rival molesto”, va a centrar casi todas sus posibilidades en la velocidad de sus armadores y sus escoltas para dar la sorpresa en la competición.

El chance real de la Vinotinto del Baloncesto está en lo que pueda hacer el base armador de los Grizzlies de Memphis, Greivis Vásquez, de su velocidad e inteligencia en la conducción del balón, así como en la puntería de los escoltas Oscar Torres desde la línea de los 3 puntos (Ex NBA con Portland Trail Blazer y Golden State Warrior), así como en lo que pueda aportar David Cubillán, quien tiene una zona de disparo más cercana al perímetro interno.

Sus incógnitas están en el hecho de haber prescindido de la mayoría de los hombres altos de la selección como en el caso de los Pivotes Richard Lugo (de gran experiencia) y el novel Miguel Marriaga, de gran tamaño y fortaleza física. Venezuela no sólo cedió estatura, sino que desestimó el aporte de grandes anotadores probados en ligas de importancia en el Caribe como Rafael “El Chamo” Pérez y Luis Bethelmy.

Es una incógnita el ambiente y la comunicación real entre el Director Técnico estadounidense, Eric Musselman (Ex entrenador NBA con Golden State Warrior y Subcampeon del Centroamericano de Basket con República Dominicana) y varios de sus jugadores. Por otro lado habría que observar el grado verdadero de la recuperación de Héctor Romero, un ala pivote de peso en Europa que ha sido castigado por las lesiones, así como el desempeño que pueda tener un jugador de apenas 21 años como Gregory Echenique, a quien se le ha dado toda la responsabilidad de defender los postes y el área de la pintura en un torneo de tanto contacto físico como un Preolímpico.

Quien puede pelear ese quinto puesto que yo le otorgo a Venezuela es Uruguay, país que según su Cuerpo Técnico aspira a ubicarse entre el tercer y quinto lugar, pero sin ocultar que su objetivo fundamental es conseguir uno de los puestos del repechaje. Su principal carta es el pivote Esteban Batista (ex NBA con Atlanta Hawks), quien padeció lesiones en el último período de preparación y llegará con lo justo.

Pero las oportunidades charrúas  no solo descansan en el espigado centro, sino que además están esperanzados en lo que pueda hacer el base Martín Osimani, el alero Mauricio Aguiar y el sensacional pasador y anotador Leandro García Morales, quien extrañamente no ha sido utilizado como titular en varios partidos por su entrenador Gerardo Jauri, quien parece no tenerle confianza y ha dicho que le ve resentido de una lesión.

Canadá, Panamá, Paraguay y Cuba parecieran ser destinados a ser solo invitados de relleno.

A los norteamericanos, de los que nunca se entiende que teniendo diversos jugadores NBA siempre hagan el papel de victimas en el torneo continental, siempre les ha faltado actitud y es reconocida su apatía y conformidad psicológica en los juegos claves. Su fallo no es por calidad de sus integrantes.

El equipo de la Hoja de Maple descansará sus oportunidades en el pivote de Miami Heat, Joel Anthony, así como en lo que pueda hacer el base Jermaine Anderson y el alero Andrew Rautins.

Panamá, con muchas bajas por lesión, ha decidido comenzar un nuevo proyecto dándole oportunidad a jugadores noveles y con poca experiencia internacional, pero mostrará algunas credenciales con el alero de Denver Nuggets, Guy Forbes, así como con Jaime Lloreda. Más allá de algunos atisbos, no le veo mayor chance a los istmeños de obtener un cupo en la repesca.

Cuba ya no tiene la competitividad ni a los jugadores de otrora. Paraguay ya ha ganado mucho con estar en estas instancias a la que no asiste con regularidad, por lo que ambos vienen solo con las expectativas de sumar experiencia y aprender.

Esta nota fue publicada por Gustavo Adolfo Agüero Cruz para “El Blog de Gustavo”, gracias a la herramienta WordPress para Blackberry Playbook.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 30/08/2011 en Curiosidad, Deportes

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: