RSS

She never gave up (Ella nunca se rindió): Dedicado a mi tía Salomé Torres

24 Mar

El sentimiento se asemeja al contemplar de un cielo nocturno, cuando debiera más bien imaginarte en un hermoso amanecer, no encuentro motivo para una sonrisa aunque debiese alegrarme por tu descanso, pero al igual que veo a las estrellas más antiguas en el descampado, te imagino llegando muy lejos, justo a donde quisiste encontrarte algún día.

Hiciste ese viaje joven, muy joven, tal vez algo pronto para nosotros los de acá abajo, por lo que es totalmente comprensible que no lo asumamos, mucho menos que lo entendamos. Tanta es la incomprensión que al preguntarme la bruma de la mañana que ¿Cuántos años tenía tu alma?, la increpé al corregirla indicándole que no hablara en tiempo pasado, ya que tu “no tenías”, TU TIENES el alma más risueña, alegre, positiva, jovial y siempre viva, que poco he conocido en otras personas.

Además le agregué que en tu caso, el legado que sigues dejándonos, por lo menos a mí, es el de siempre luchar, nunca rendirse, porque tu nunca te has dado por vencida, por lo tuyos, por nosotros, tu familia. Es por eso que le repliqué al rocío, quien tampoco entendía e insistía en seguir preguntando, que estaba seguro de que si incluso los cielos se ponían difíciles, tu de igual forma nos estarías esperando para darnos todo tu amor.

Sigo mirando hacia arriba, tratando de ubicar ese tu necesario espacio, ese en el que estarás todavía navegando hacia el destino que la providencia te tiene predestinado. Yo por mi parte sigo aquí, esperando pacientemente, a la espera de tu guía, para que seas ese otro ángel que me lleve por el camino que he de encontrar más adelante.

Prefiero verte como un alado ser especial y no como una estrella, porque incluso estas se queman si es que no terminan cayendo en algún planeta. Seguro estoy entonces, que como ser evolucionado especial, nos estarás viendo y acompañando desde el escampado que te hayan asignado, ya que por lo menos yo todavía tengo mucho que aprender de ti y Dios sabe que eres el ser perfecto que mereces esa gran distinción de su parte, porque siempre fuiste escucha, persona atenta, confidente, alguien siempre dispuesta a ayudar, quien además nunca se rindió ante la vida. Estás sin duda entonces hecha con la madera para guiar.

Nunca fuiste alguien que se va fácilmente, aunque en estos momentos todo diga lo contrario, sé que has empezado ese otro trayecto infinito e intemporal, pero Igual sé que estás aquí para quedarte y hacer la diferencia, no sólo para tus hijos, que todavía te necesitan, o para tu esposo, que de seguro siempre te tendrá presente como el primer día, sino para todos los que te conocimos y tuvimos la oportunidad de compartir contigo, porque eras única, distinta, afectiva y diferente, tanto que en mi caso nunca te vi como una normal y simple tía, sino como una gran amiga, esa que incluso siempre se vio más joven que yo, por lo dinámica, lo vital y lo alegre que siempre has sido, por no ser convencional, por tu personalidad tan particular.

Quien como tú para saber sobre mis cosas, quien como tú para darme siempre el oportuno consejo, quien como tú para que cada vez que tenía muchas cosas en juego, afloraras con una valiosa e inteligente opinión, nunca me falto el contacto en línea, nunca me abandono tu presencia, por ende marcabas y sigues marcando la diferencia, fíjate que no hablo en pasado, sigues estando aquí, yo te sigo queriendo igual, así estés en tu viaje, sigues siendo mi amiga, sólo que tendré que aprender a convivir con el pequeño detalle de no contar con tu presencia física, pero eso es lo de menos, eso se trabaja, el vínculo no se rompe, no se quema, sólo hay que aprender a controlar y domar el mundo de la espeleología.

Sé que lo voy a aprender, como con todo lo que tengo y lo que no, lo que soy y lo que no soy. Así que mientras yo lo logro, sigue tu con tu viaje Tía Salomé, no te des por vencida, incluso si los cielos se ponen difíciles, nosotros estaremos aquí para seguirte necesitando y para darte todo nuestro amor. Yo seguiré aquí, mirando hacia arriba, sin dejar de mirar alto.

No renuncies Salomé, a lo que siempre quisiste ser, no importa que estás en ese tu otro viaje, no importa el plano en el que te encuentres, no renuncies a nosotros, yo por mi parte no me daré por vencido, Dios sabe que eres lo suficientemente fuerte para lograrlo, todavía hay mucho que aprender, Dios sabe que te lo mereces y que vale la pena que lo logres.No tires la toalla tía, sigue por la senda del conocimiento y graduate en aquella Universidad del Cielo que más te guste, como así lo querías en este plano, no te des por vencida, por nosotros, incluso si los cielos se ponen difíciles. Nosotros desde aquí seguiremos dándote todo el apoyo, siempre mirando hacia arriba.

Esta nota fue escrita por Gustavo Adolfo Agüero Cruz para ser publicada en ”El Blog de Gustavo”, gracias a la herramienta de WordPress para Blackberry Playbook.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 24/03/2012 en Curiosidad, Historia, Opinion

 

2 Respuestas a “She never gave up (Ella nunca se rindió): Dedicado a mi tía Salomé Torres

  1. Duida de Silmi

    26/03/2012 at 6:26 PM

    QUE BELLAS TUS PALABRAS PARA SALOME, CON LAGRIMAS EN MIS OJOS TERMINE DE LEER, ELLA ERA Y SEGUIRA SIENDO ESE SER ESPECIAL, QUE TE SORPRENDIA COMO EN MI CASO, POR LAS MAÑANAS CON UN HERMOSO MSJ COMO SI SUPIERA POR LO QUE PASABA EN ESE MOMENTO. QUE TRISTE SU PARTIDA PERO SEGUIRA SIEMPRE EN NUESTROS CORAZONES

     
    • guftahot

      29/03/2012 at 11:40 AM

      Es así. En mi caso ella estará allí acompañándome desde donde esté, por siempre.

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: