RSS

La Canción del Anti-Amor

07 Feb

A veces el destino te lleva a sitios o te hace conocer personas en los momentos y lugares menos pensados que puedas imaginarte. Era primero de febrero de 2013, cuando luego de hacer ciertas diligencias, una amiga me invitó al cumpleaños de su hijo, quien justo ese viernes arribaba a sus 17 años. Pero no sería ni mi amiga ni su hijo el o la responsable de esta nota, más bien lo fue su ahijado, “Fulanito de Tal” (para proteger su identidad), ese que al principio de la sencilla reunión se encontraba como agazapado por uno de los rincones del apartamento viendo TV, quien me impulsara a escribir esto.

Que me iba a imaginar yo que aquel joven de apenas 22 años, de personalidad más bien introvertida y de carácter pasivo (o por lo menos esa fue la imagen que me dio a conocer durante aquella jornada) iba a relatarme, entre ruidos de música rock u otros compases de rap y el muy odiado por mi reggaeton, una de las historias de entrega y sumisión más palpables y enternecedoras de las que yo haya escuchado relatar a mis 39 años.

Dicen que Dios te habla o te hace creer de nuevo en la verdadera esencia de la vida, de las formas y maneras más misteriosas, por lo menos así lo pensamos nosotros, los extraños seres humanos. ¿Qué porque digo esto?, pues porque en momentos en que estoy más bien enfocado en la rutina de mis quehaceres, en el trabajo, en las responsabilidades familiares, bastante alejado del amor y de lo que ello conlleva, pues me encuentro con esta persona que con su historia, sin importar el final triste de la misma, te indica a claras luces, que ese es el verdadero sentimiento que mueve al mundo, ese es el verdadero artífice que produce la magia creativa que todos tenemos dentro, es, en definitiva, el motor de la vida.

De su historia nada les voy a contar, sobre todo porque hasta el momento en que escribo esta nota, no le he pedido autorización para ello, pero si les voy a reproducir una letra, una lírica, una canción, una que recordé y en la que me inspiré justo cuando en los últimos compases de su relato, entre bollitos con mantequilla y queso, ya con los efectos del licor jugándole una mala pasada, en esos instantes en los que las personas intentan hacerse fuertes, el muchacho buscaba aparentar el tener controladas sus emociones (producto de sus inexpertos 22 años en los que todavía no sabe que antes de cerrarse, debe dejar fluir su dolor, su duelo, su despecho, hasta que el padre tiempo haga su trabajo).

Claro, aquel no era el momento idóneo para nombrársela, mucho menos para cantársela, no era prudente, para que agregarle más sentimiento y poesía a lo contado por él, era más bien momento de escucharlo y de referirle, junto a mi amiga y colega, de una manera positiva, sobre otras miles de historias de personas, incluyendo las nuestras, en las que la falta de amor, la traición o una ruptura interesada, causaban las dudas, el llanto, el desasosiego y toda esa maraña de sentimientos encontrados que justo esa noche, y desde un buen tiempo atrás, William (quien ya a esta altura del párrafo aceptó ser nombrado aquí) estaba sufriendo más que experimentando.

Williams, ese día no estabas preparado para la anti-canción del amor, esa que a pesar del título que lleva este post, amerita de una gran cantidad de ese sentimiento altruista y de mucha valentía para ser interpretada. Hoy si te la puedo referir y hasta me he tomado el tiempo para traducirte su letra, se llama “Don’t Tell Her” (no le digas a ella), fue escrita desde las entrañas por alguien que también lo intentó y se entregó como tú, a quien de paso tampoco le fue muy bien con ello, porque como te dije aquel día, el amor es libre, sabes cuando viene, pero nunca cuando se va. El no es justo, porque se basa en emociones y es impulsivo, por lo menos cuando es verdadero amor, al que te dije que no racionalices, porque así no le vas a encontrar explicaciones, como yo tampoco las encontré ni a tu edad ni a la mía, pero no quiero extenderme, quiero dejarte con la letra y el video de la misma, y ello como el más sincero homenaje a tu nobleza y tu actuar integro. Un abrazo pana, y siga para adelante, que algún día alguien se complementará como Usted y por fin logrará ser feliz, que para ello ahora es que te falta por vivir.

NO LE DIGAS A ELLA

“Se que está pateando traseros a diestra y siniestra, doscientos mil es su mejor marca, justo a tiempo para salvar al mundo de ser dominada. Ella es una guerrera. No podría jugar de nuevo porque el juego nunca termina, nunca se nivela el agua en el bidón y nunca me deja pasar de un trimestre. No hay amor para mí, no más, di que no es así, ¿Tan fácil viene? ¿Tan fácil se va?, por favor no le digas que he tenido la intención de extrañarla, porque no es así.

Era la chica con hombros más anchos, pero ella prefería morir antes de que me arrastrara sobre ellos, ella es más grande que yo. Ella sabía que no me importaría la vista o la altura con una bocanada de aire. Ella me dejó caer, la duda apareció hasta que el ahora se convirtió en después. Di que eso no es así, ¿Tan fácil viene? ¿Tan fácil se va?, por favor no le digas que he tenido la intención de extrañarla, porque no lo hago, no por ella. No es que esté loco por perdonar, olvida lo que dije, pues estoy loco, como el resto de nosotros, pero estoy más loco cuando estoy junto a ella.

Entonces, ¿Por qué después de todo aquello que vino y se fue, me importa lo suficiente para seguir cantando sobre finales amargos y épocas rotas? Te dije, no lo hago, pero no hago más que tratar de ser el mejor en mi intento de remediarlo; el descanso seguro aliviará los múltiples daños de las palabras de psicología inversa. Es fácil decirlo, más fácil que hacerlo. Por favor, no te atrevas a decirle en lo que me he convertido. Por favor, no menciones cuanto me ha llamado la atención. Por favor, no te molestes porque se sentirá culpable cuando me haya ido.

Porque estoy loco, como el resto de nosotros, pero estoy más loco cuando estoy junto a ella, y es increíble cuan segura es de sí misma, pero sé que me odiaría si conociera mis palabras ¿Ya no me duele más? ¿Ya no me duele? ¿No me duele? Ya no, Ya no, Ya nooo.”

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en 07/02/2013 en Culturales, Curiosidad, Historia, Opinion

 

2 Respuestas a “La Canción del Anti-Amor

  1. williams diaz

    09/02/2013 at 10:49 PM

    Excelente post, gracias gustavo x dedicarme el post… Excelente d pana

     
    • guftahot

      12/02/2013 at 6:11 PM

      Tranquilo amigo, con él quise decirte que el amor es siempre lo más grande y que no debes cejar en tus emociones y en tus sueños porque alguien no te haya valorado en tu entrega. Por el contrario, debes pararte y ser aún mejor que antes, sólo que debes tener cuidado de a quien te entregas. Un abrazo mi pana, y gracias por contarme tu historia, ya que motivado a ella entraron a mi blog alrededor de 35 mil personas.

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: