RSS

Torrealba, el Inmortal de la Música Venezolana

13 Jun

Estatua a Juan Vicente Torrealba a la entrada de Camaguán.

Estatua a Juan Vicente Torrealba a la entrada de Camaguán.

A ese Señor lo conocí sentado con su Liqui-Liqui Blanco junto a mi abuelo, mis padres y mis tíos, un fin de semana de verano, de esos muchos en los que la familia se reunía a conversar en el inmenso patio de la casa de “La Catorce”, en Calabozo, Estado Guárico. En aquel momento, en mi más corta infancia, sólo me parecía uno de esos llaneros del campesinado, con su cara redonda (como todos ellos), quien tal vez fuese un amigo provincial de la familia que venía a visitar a “los caraqueños que estaban de vacaciones en el pueblo”.

Más me llamaba la atención la imagen de esa otra persona, con sus lentes que eran del grosor del “culo de una botella”, de quien con el tiempo, y gracias a sus frecuentes visitas a la casa, me enteraría de que era el hijo de ese artista llanero famoso y reconocido de nombre Juan Vicente Torrealba. De hecho, fue ya en plena etapa de crecimiento, cuando de oyente en una de esas tantas tertulias familiares, le escuché a Santana Torrealba hablar con pasión sobre alguno de los alcances musicales de su padre, ese arpista quien en mi infancia era un total desconocido, sobre todo en un país en el que en los años 70’s, poca promoción y valor se le daba a la música folclórica venezolana.

A Juan Vicente comencé a verlo y a valorarlo en su real dimensión, recostado en un chinchorro, por allá por mi adolescencia, cuando mientras leía y estudiaba, escuchaba sus canciones al fondo. Concierto en la Llanura, La Potra Zaina, Sólo con las Estrellas y Rosario, eran algunas de las piezas infaltables en el cancionero de mi abuelo Pablo, a quien constantemente se le escuchaba referir algo del primo hermano de mi abuela, cada vez que se escuchaba o se entonaba una de sus canciones.

Juan Vicente con su Arpa inseparable.

Juan Vicente con su Arpa inseparable.

Antecedido por la cantidad de referencias de mi culto e ilustre abuelo, fue como escuché un día de verano, creo que estando de visita en casa de otro tío en Camaguán, la historia familiar según la que supuestamente Juan Vicente Torrealba le habría escrito su famosa canción “Rosario”, a una de sus primas (y tía abuela mía) quien por cierto llevaba el mismo nombre de la canción. Contaban tanto mi abuela Margot como 4 de mis tías abuelas, que Rosario, la mayor de las hermanas, era una mujer muy hermosa y altiva, una de esas flores del llano, incluso más hermosa por su lozana tez blanca, pero sobre todo por su ímpetu, su rebeldía y temperamento vivaz.

No sé a ciencia cierta, si tal historia haya sido la correcta, o por el contrario la misma se refiera a una de las esquinas de intersección del sitio en donde nació allá cerca del Nuevo Circo de Caracas, que también lleva ese nombre. Realmente no creo esto último, ya que si han escuchado la letra, se habrán dado cuenta que la misma se refiere a una dama. Por otra parte, en el seno familiar siempre se contaba la historia sin que su hijo Santana, hiciera algún desmentido al respecto.

Fue así como llegaron mis años de Universidad, y con ellos mi interés por ejecutar instrumentos musicales así como por incursionar en el canto coral. Esa época, en plena década de los años 90’s, coincidía con un movimiento que buscaba desempolvar y dar respaldo a la cultura nacional, haciéndose énfasis en la promoción de la música llanera (así como en menor grado, de otras variantes musicales del folclor venezolano). En tal sentido, me hacía sentir orgulloso saber y escuchar como Juan Vicente era reconocido por haber introducido el fondo del Contrabajo, a aquella música que hasta los años 50’s sólo se interpretaba con “Arpa, Cuatro y Maraca”.

Me enorgullecía más aún, que ese nuevo sonido de la música llanera fuera denominada como de “estilo torrealbero”. Se me hinchaba el pecho de sólo pensar que el primo hermano de mi abuela hubiese llegado a tales grados de excelencia. Más aún cuando leía por aquellos años, que el gran arpista había trabajado incansablemente con algunos luthiers en la búsqueda de pulir el sonido del arpa, así como bajando los timbres de voz y reduciendo los gritos a garganta limpia, ello con la finalidad de darle un salto de calidad a la música del llano, haciéndola más universal y comercial sin que perdiese su acento local y su arraigo, con la intención denodada de hacer más atractivo este género y acercarlo a todo el país.

Reflexionando sobre su obra musical.

Reflexionando sobre su obra musical.

En una entrevista que le acaban de hacer a sus 96 años, leí que este grande del folclor explicaba: “Al caraqueño no le gustaba eso”, en referencia a los gritos muchas veces desentonados del cantante recio de las llanuras. Y vaya que la estrategia le dio resultado, ya que no sólo Torrealba logró conquistar a los caraqueños con sus paisajes del llano, sino que desde sus sabanas del Guárico, logró la inspiración y la calidad musical necesaria para conquistar todo el país hasta traspasar más allá de nuestras fronteras.

¿Quien iba a pensar que ese hombre con rostro de Juan Bimba, llanerote promedio, desde el Hato Banco Largo, en las afueras de Camaguán, iba a llevar la música venezolana a geografías tan lejanas y a niveles tan altos? A principios del Siglo XX aquello era impensable a pesar de que Juan Vicente proviniese de una familia de tradición y estirpe en la región, de más de ocho generaciones, establecida en el llano venezolano incluso antes de la Independencia.

Es motivador leer a este nonagenario inmortal, quien a su avanzada edad se encuentra muy lúcido y vivaz al decir: “A mí la música me nació arreando ganado, al principio fui inspirado por los bramidos de vaca y la soledad del llano”. Es más conmovedor ver como gracias a su pasión e incansable trabajo, llegó a convertirse en referencia frente a sus cuerdas gracias a piezas como “Concierto en la Llanura”, cuya ejecución es requisito indispensable para graduarse como arpista en diversos conservatorios de música, como por ejemplo en el de Paraguay.

Su extensa y prolífica carrera lo ha hecho no sólo ser referencia para venezolanos y paraguayos, ya que también en Colombia ha recibido varios reconocimientos de los festivales de música tradicional que suelen realizarse en varias localidades de ese país, así como en México, en donde por su parte, le dieron su nombre a una calle, a un parque y a una plaza de la ciudad de Xalapa, siendo su canción “Guadalupana” una de las más queridas y aplaudidas en ese país. Pero no sólo en América Latina se le reconoce su trabajo a este guariqueño, ya que también en España, Francia, Suiza, Italia y Portugal, su música con “estilo torrealbero” dejó huella, así como su liqui-liqui blanco y su arpa, con canciones tales como: La Paraulata Llanera, Esteros de Camaguán, Sinfonía del Palmar y Muchacha de Ojazos Negros.

Este es el rostro con el que se conoce a Juan Vicente Torrealba en el mundo entero.

Este es el rostro con el que se conoce a Juan Vicente Torrealba en el mundo entero.

Ya en el ocaso de su vida, a sus 96 años, este hombre sin igual sigue muy activo, regalándonos sus opiniones a través de su cuenta @juanvtorrealba en Twitter, así como por medio de distintas entrevistas, como en esa que le realizó Joseph Poliszuk, la cual dicho sea de paso, originó esta nota de homenaje en vida, a un hombre tan cercano a mi familia, familia que por cierto está muy dichosa y feliz de recordar a ese genio que luego de más de 60 años de carrera artística, nos ha dejado como herencia y regalo cultural, así como a toda la nación, 130 discos y más de 300 canciones, que no sólo enriquecen nuestro acervo, sino el de toda la humanidad, toda la universalidad.

Un abrazo Juan Vicente, que te llegue a Caracas, a Camaguán, a Calabozo, o a donde quiera que te encuentres.

Esta nota fue escrita y publicada por Gustavo Adolfo Agüero Cruz, para “El Blog de Gustavo”, gracias a la herramienta de WordPress para Blackberry Playbook.

Anuncios
 
 

Una respuesta a “Torrealba, el Inmortal de la Música Venezolana

  1. Eleazar hernandez

    29/06/2013 at 10:00 PM

    Suscribo el artículo y es poco . El compuso canciones a casi todos los estados incluyendo A Caracas

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: