RSS

Yo Agradezco

24 Nov

El poder de Agradecer.

El poder de Agradecer.

¿Quien no  ha leído aquello de que eso que eres hoy es el resultado de lo que hiciste en el transcurso de tu pasado? o ¿Que tus actos anteriores te definen? De seguro se han topado con esa máxima en reiteradas oportunidades en sus vidas, las cuales si bien han escuchado mucho, tal vez no las hayan podido decantar y entender en su debido contexto. Algunos no las verán de inmediato, otros siquiera se percaten del hilo conductual de tamañas verdades, pero tal vez quienes se decidan a desacelerar un poco sus existencias para detenerse a ver en donde están situados o ubicados en su presente, quienes realmente mediten y reflexionen, podrían dar fe de que esto es absolutamente cierto y palpable.

Cuando se percatan, los que lo logran, pueden o no usarlo como herramienta en su crecimiento personal, sobre todo quienes de ese darse cuenta, de ese diagnóstico propio y personalísimo de cada individuo, sólo les queda en el filtro de su análisis aquello que en esos momentos pasados les resultó de carácter negativo y contraproducente. Sin embargo, hay quienes, por su propia conciencia, tal vez por su personalidad, o por el hecho de ir un poco más allá de la visión de su propia experiencia, prefieren dejarse impregnar por esas otras cosas positivas que les permitieron llegar a donde están, dejándose ver en una actitud más constructiva para con esos experimentos por los que atravesaron, así como decantaron y asimilaron la sabiduría que da el sobrevivir a los años y a los hechos pasados.

Y son justamente estos últimos seres, quienes por añadidura le encuentran un sentido total y verdadero a aquella otro máxima que nos indica que todo, absolutamente todo lo que nos sucede o acontece, debe estar relacionado con la acción de AGRADECER, esa que casi como una filosofía, las personas deben tener y hacer de sí una continua práctica, así como una constante prédica y una conducta de vida.

En ese sentido, creo que agradeciendo, es decir, sintiendo o mostrando gratitud por lo recibido, o mejor aún, por esa historia que has vivido, sin duda alguna te estás ayudando sobremanera a mejorar a causa de ti mismo, porque eso se te está regresando, y con ello, también estás agradeciendo por lo que eres y lo que serás como producto de ese algo recibido, y fundamentalmente, por lo que creciste impulsado por esas situaciones que te sucedieron y te acicatearon en el camino.

Tan cierto y válido es ese axioma, que leyendo un maravilloso libro que cayó en mis manos gracias a un amigo que precisamente me regaló esa misma vida llena de sucesos y altibajos de la que estamos escribiendo, me topé en su interior con una concepción muy refrescante y eminentemente positivista sobre la posibilidad de agradecer, esa según la cual esta práctica es el “corresponder una cosa al trabajo empleado en conservarla o mejorarla”

Sobre el particular, en mi libre interpretación de esta frase, quiero y deseo entender que agradeciendo (hasta por aquellas situaciones difíciles y hostiles -negativas- a las que nos hemos referido), te puedes ayudar tu mismo a construir, cimentar y encausar la vía y el camino que necesitas para no sólo superar aquello que te afectó, sino para evitarlo y no volver a vivirlo. Y esto mis queridos lectores, es muy fácil de entender gracias a una simple ecuación de la cortesía según la cual, al agradecer, automáticamente estás perdonando y liberando toda aquella carga que como lastre pesado no te permite reflotar y colocarte por encima del suceso infortunado por el que has pasado.

Allí radica la gran importancia que yo le encuentro al agradecer en este tipo de circunstancias, ya que el hacerlo cuando todo funciona y las cosas se dan a pedir de boca, es un proceder en extremo fácil, por demás sencillo, hasta cómodo y falso, pero si incluso sigues agradeciendo ante otro tipo de situaciones, hasta con aquellas cosas o hechos no tan buenos que necesariamente tuviste que tamizar en tu vida, eso si es verdad que te ENGRANDECE (en todo el sentido de la palabra), ya que te hace una persona más humilde y a la vez más fuerte y tolerante, más astuta e inteligente, entre otros muchos atributos positivos que te da el hacerlo, y que sin lugar a dudas te van a ayudar en el eterno camino del vivir, ese sendero que en su transcurso, si lo enfocas en agradecer y bendecir, de seguro te va a llevar por esas otras rutas tributarias, las que siendo casi tan largas como el camino principal mismo, también te van a ayudar a desandar tu propia historia, claro está que de mejor manera, y no me refiero a otras rutas que no sean las del aprender, así como las que se refieren al crecimiento interior y espiritual.

Por tal motivo, te invito a agradecer siempre, a ver el lado positivo de todo lo que te sucede, por muy cuesta arriba que consideres que pueda serlo, a que perdones a los que te dañaron, a que dejes fluir la vida, evitando así los rencores y las ansiedades. Agradece por tu pasado, sonríele, así como también a tu presente, para que tu existencia te sea más alegre y llevadera.

Agradece mi lector por la gente que conociste y dejaste atrás, por quienes ya no están contigo, por quienes se fueron a otro plano existencial, por los amores del pasado, inclusive si tuviste alguno traumático, dale las gracias, porque te permitieron aprender, te enseñaron lo que no debes hacer y no debes permitir, recuerda y agradece también lo bueno, hasta da las gracias por aquellos amigos que terminaron siendo enemigos, sin ellos no hubieses aprendido a alertarte y cuidarte de mejor manera.

Todo tiene un por qué y una razón, y pues si no la encuentras al principio, ten la paciencia necesaria para permitirle al tiempo que te la revele cuando deba hacerlo. Agradecer es vivir, pero sobre todo es sanar.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 24/11/2014 en Espectáculo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: