RSS

Reflexión en la Montaña para mi Bonita.

28 Feb

20140608_135356Despertar exultante, de un lado la luz nítida del alba, del otro aquella más fulgurante que hacía languidecer la primera, su eterna sonrisa. Cabellos en desorden, como aquel de las damas que el madrugar de madre reclama. ¿Cómo olvidar ese calor más de amiga y de esposa que aquel mismo de la pasión de pareja?

Mi serpentear amoldado al tuyo, cual almohada o frazada que no se deja ni en la mayor adultez, así de extasiante y adictivo era el soñar (más que el dormir) y descansar a tu lado. Cómo no recordar el hacer las pases, las treguas nocturnas, esas que nos permitían dar paso a los abrazos, por muy duras que hubiesen sido las palabras previas.

En todo caso morenita, la alegre pequeñita, la de los ojitos brillantes y llorosos, si bien se me fue la magia de tu contorno, si bien ya no está la calidez del algodón de tu piel, aunque el silencio que se contrapone a tu risa me indica que toda historia se termina, pues ese mismo silencio y el vacío me recuerda que exististe, que fuiste tan real como tu miel, como así también lo fueron esas manos maravillosas, esas que no sólo estaban para confortar, reanimar y consolar, sino también para la creación de los más diversos artes, los más divinos manjares.

Fuiste real y sólo eso importa, la impronta de tu legado positivo Esmeralda. La semilla de ese sentir andino que poco o nada había experimentado con anterioridad, la dulzura de esa raza montañosa de mucho garbo y educación. La templanza y la serenidad en tus vicisitudes, el candor y el amor regado hasta en los momentos imposibles.Todo eso Valero se quedó sin darme cuenta, como signos ineludibles e inocultables del paso y las huellas que una pequeña Issa fue tallando en la parte invisible de mi ser, tal como la corriente va esculpiendo y moldeando la piedra que se encuentra en su camino.

20140508_163028Disculpen esta nota así como sus apuntes muy míos, aquellos que no la conocen, porque de seguro no los entenderán. No sientan pena por mí, porque tampoco yo la siento por Ustedes, ya que a los que no les dieron lo que yo recibí, poco deben saber de la correspondencia del amor que es infranqueable. Tal vez nunca leas esto Issa Esmeralda, tal vez el tiempo y la ignominia se encarguen de hacer olvidar nuestra historia, no lo sé, pero de lo que si estoy seguro, es que ella misma plenamente vivirá mientras yo lo haga.

Entonces siendo así, espero que si estos 7 párrafos caen por casualidad alguna vez en tus manos, puedas aceptar el cuido que a través de la palabra escrita hago de la historia en sí, así como la vanidad misma de este ejercitar literario, porque el mismo no quiere otra cosa sino ser el regalo tal vez tardío del testimonio de nuestro propio cuento. Lo que entonces, en su sentido estricto, es el aval irrefrenable del sentimiento que le dio arquetipo y vida a la película que decidimos crear juntos alguna vez.

En todo caso la narrativa de esta nota aleatoria de mi blog, lo que pretende es hacer permanecer todo más allá del tiempo que dure mi fragilidad humana, ya que aunque bien hace la historia oral que proviene de los recuerdos, estos llevan la caducidad consabida del mortal (por el tiempo que yo dure), no así la letra impresa, esa que si puede eternizar, o por lo menos prolongar, un homenaje que aunque modesto y sencillo, vale la pena hacer trascender más allá de los años que la providencia nos tenga reservado para vivir.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 28/02/2015 en Espectáculo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: