RSS

Porque la crisis es culpa y responsabilidad de todos

23 May

BorradorCierto es que apenas tres repuestos me cuestan casi 200 mil bolívares, algo que dobla tres veces el precio original de mi carro cuando fue comprado. También es cierto que es doloroso percibir como a la aguda y grave situación del país contribuimos TODOS de manera perversa y hasta maligna, sobre todo si observas como las cadenas de distribución de alimentos, pero fundamentalmente los supermercados, desvían los productos para obtener mayores ganancias y rédito, sumándose así a los bachaqueros (dentro de los que increíblemente se encuentran muchas veces sus propios empleados), quienes demoníacamente se aprovechan de las necesidades y el hambre de una sociedad que a pesar de todo lo que está padeciendo, prefiere sortear situaciones y buscar como pagar lo que necesita, en vez de darse cuenta de su verdadera responsabilidad histórica como protagonista de los cambios que debe propender, y que debe buscar no sólo como etnia – nación, sino como civilización, para lograr el bienestar, el progreso y el futuro que desea.

Muy cierto es que actor y responsable principal de esta hecatombe es un GOBIERNO – ESTADO que ya dejó de cuidar las formas al borde del precipicio que mantenía su antecesor (igual de corrupto y autocrático por cierto), y prefirió quitarse su careta para dejarnos claro que su propósito siempre fue, es y será, controlar el poder (en el cual piensa que se puede eternizar) y que para nada le interesa gobernar para una masa pluri-diversa que demanda cambios urgentes de unas autoridades que en su obsesión por ese PODER, así como por perseguir toda opinión distinta y disidente, prefirió irse (y con ellos arrastrarnos a todos) al precipicio político – económico en el que se encuentra, y en el que va a fenecer, ya que adolece de cualquier sentido de enmienda o rectificación, es decir, entre estos mal llamados “socialistas” no hay humildad, por lo que mucho menos hay capacidad de rectificación.

Claro esta también que, CIERTISIMO es que la coalición opositora tiene su gran cuota de culpa, y no me refiero solo a aquellas facciones políticas que se agrupan en la denominada MUD, me refiero a todo el aparataje sociopolítico – económico que está detrás de todo esto (Por favor ya dejemos de ser ingenuos, ya son casi 18 años cayendo ante las tácticas de dos bandos a todas luces inescrupulosos e inmorales).

No sólo me refiero a aquellos que jugaban a adversar las políticas del oficialismo ante las cámaras, por un lado, y por el otro pactaban con estos por ingentes cantidades de dinero y el acceso a ciertos negocios estratégicos y a cuotas de poder ocultos tras la trastienda, que hay muchos y sería muy largo el nombrarlos aquí.

Me refiero a esos individuos y conglomerados, que haciéndose pasar por correctos, por justos, por demócratas, realmente son los artífices de muchas prácticas desleales, que conjuntamente con aquellas que perpetra el gobierno, afectan directa y decididamente la situación actual, y con ella a la población.

Sé que ningún comerciante o ningún empresario va a producir a perdida, eso lo entiendo y yo tampoco lo haría, soy un convencido del sentido económico en donde se desarrolle un sistema económico de ganar – ganar, pero lo que si adverso decididamente, y con lo que estaré opuesto toda mi vida, es que una parte del sector político – comercial de este país, sólo piense y esté dispuesto a enriquecerse infinitamente, siendo que también sean infinitas sus intenciones de creerse que están por encima de las normas, pero sobre todo, por encima de su propio país y de la situación que se esté viviendo.

Y no me refiero sólo a aquellos que practican la antigua táctica (igual de vigente hoy) de obtener divisas a precios preferenciales y/o controlados, para luego vender sus productos importados a precios incluso por encima del coste del dólar en el mercado paralelo, que es una de las distintas prácticas draconianas y desleales que han buscado para maximizar sus ganancias en los últimos años.

Me refiero también a aquellos que a sabiendas de la gran crisis social, que de seguro va a degenerar en un estallido civilizacional (que no civil solamente), juegan a profundizar aún más el deterioro, principalmente al permitir con sus prácticas y conductas económicas (esas que por detrás tienen una motivación política fundamental), que se profundice la escasez, y con ella una inflación que está llevándonos a una pobreza crítica que algunos ni se imaginan puede alojarse en un país como Venezuela.

Ya me cansé de hablar en comercios, abastos, panaderías, supermercados, en colas, con los dueños de comercios y con la gente de a pie. Los primeros, que gustan mucho de responder solo al ciudadano que les pregunta desde su humildad y su desespero de vida, a mi se me quedan callados o me desvían la conversación, incluso se van no sin antes preguntarme si tengo algún cargo público, a los segundos les abro un poco más la mente, les hago ver más allá de las matrices de opinión que generan los medios de comunicación oficialistas y opositores, pero igual les veo en sus caras las dudas y la impotencia, no se dan cuenta que de ellos, 30 y pico de millones de personas, depende que esta situación no siga, que de ellos, siempre de manera organizada e inteligente, está salir no solo de este gobierno vil y claramente ya antidemocrático, sino comenzar un nuevo sendero donde la misma población se de cuenta que el rumbo lo va a marcar un colectivo que debe interiorizar que para que ese rumbo sea de bien y de éxito, debemos no solamente masificar la educación, sino hacerla llegar y hacerla “decantar” con la mejor calidad posible, a todo aquel venezolano que se pueda.

Sin una sociedad mayoritariamente culta, tendremos a muchos Chávez, muchos Maduros, muchos Carlos Andres Pérez, entre otros nefastos, en una historia nacional ya muy maltrecha como para seguir repitiendo vergonzosamente capítulos tristes.

P.D: ¿Pregúntenle a sus panaderos el por qué si no tienen harina para producir el pan, los mostradores están llenos de cachitos, pastelitos, pedazos de pizzas o pizzas enteras, o es que acaso esos rubros no son hechos con la misma harina con que debe hacerse el pan? ¿Pregúntenles si no es más bien que usan la materia prima solo para producir lo que les da más ganancia?

¿Pregúntenle a quienes trabajan en empresas polar, que hacen manifestaciones para que les otorguen divisas para su materia prima (el maíz), cómo es eso que no hay para hacer la harina precocida (Harina PAN), pero en los anaqueles de supermercado si consigues muchos otros rubros hecho con ese mismo maíz?

¿No será que solo destinan su producción a lo que les genera ganancias y no a aquello que la población requiere? Recuerden que son comerciantes y siempre van a privilegiar sus intereses económicos, lo que pasa es que en Venezuela estos se disfrazan de héroes y hasta de pseudo-dirigentes políticos.

Seamos menos emocionales y menos incautos a la hora de ver y procesar el acontecer nacional, seamos verdaderamente críticos (que no criticones) ante los hechos, y pues busquemos como concertar entre todos para lograr el cambio que queremos, que vendrá de nosotros y no de parte de los partidos políticos ni el sector comercial, mucho menos vendrá del sector gubernamental.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 23/05/2016 en Espectáculo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: